Arrendajo

 

Arrendajo

Garrulus glandarius 34 cm.

Arrendajo (Garrulus glandarius)

El extraño color de su plumaje y su estridente grito <<skaak-skaak>> hacen del Arrendajo un ave visible durante la mayor parte del año.

  • El arrendajo en la época de cría es más silencioso y es difícil verlo cuando se escurre de rama en rama bajo una densa cubierta de hojas.
    Los arrendajos están mucho más ligados a los bosques que la mayoría de los otros córvidos españoles; pueden encontrarse también en parques urbanos, pero raramente se ven lejos de árboles.
    En verano prefieren bosques abiertos con sotos altos y en invierno parecen depender principalmente de frondosas, durante las semanas en que el alimento es escaso.
    En otoño cogen bellotas y las entierran; más tarde, durante el mal tiempo, vuelven a comer a sus escondidos depósitos.
    Al principio de la primavera los arrendajos se tornan aves sociales, reuniéndose en ceremonias en las que se persiguen uno a otro con lentos batidos de alas.
    En otras épocas fuera de la de cría se desplazan en parejas o en pequeñas partidas.
    Además de su característico grito, poseen un amplio vocabulario, que incluye un sonoro y resonante <<quiu>> y un sonido como cloqueante que puede ser imitación del de la urraca.

    Identificación: Plumaje rosa pardusco; cobertoras alares azules con barras negras; plumas del píleo blancas y negras; obispillo blanco visible en vuelo; sexos iguales.

  • Nidificación: Ambos sexos construyen nido de ramas, revestido de raicillas y pelos, en arbusto o árbol, entre 1 y 6 metros de altura; pone, en abril-junio, de 3 a 6 huevos, teñidos de verde con moteado pardo oliváceo; incubación, sólo por la hembra, unos 16 días; los pollos, cebados por ambos padres, dejan el nido tras unos 20 días.
  • Alimentación: Bellotas; huevos y pequeñas aves; insectos y larvas en primavera y verano; ocasionalmente gusanos, ratones y lagartos.

    Hábitats: Bosques.

2016-11-24T12:22:09+00:00

Deje su comentario